En EEUU los jovenes se movilizan en contra de Donald Trump

A vendor sells Trump flags as people line up to attend a rally for President Donald Trump at the Orlando Sanford International Airport, Monday, Oct. 12, 2020, in Sanford, Fla. (AP Photo/John Raoux)
1

 

Rodeada de condados profundamente conservadores, la hermosa ciudad universitaria de Michigan es una isla progresista en la que abundan los locales de cocina internacional, las microcervecerías y las tiendas de marihuana, una burbuja en la que los coches llevan pegatinas de Bernie Sanders (con el eslogan de la campaña del 2016) y los carteles delante de las casas apoyan casi siempre a candidatos demócratas.

Nunca como estos últimos cuatro años, con Donald Trump en la Casa Blanca, les había parecido que el mundo exterior era tan distinto a Ann Arbor ni habían sido tan conscientes de la importancia de implicarse a fondo para provocar un cambio en el país.

Buena parte de sus esperanzas están depositadas en los habitantes imprescindibles de la ciudad: los estudiantes, un grupo que se alinea mayoritariamente con los demócratas. En el último curso había unos 46.000 matriculados en centros de la ciudad.

“No podemos pensar en otra cosa. Hablamos del tema todos los días”, confiesa Linsey Katz, una estudiante de enfermería de 21 años natural de Chicago. Este es su cuarto año en la universidad y, aunque las clases son online debido a la pandemia, ha vuelto al campus. Hoy es un día importante. Ha quedado con sus amigas para ir juntas a registrarse y participar por primera vez en unas presidenciales. Las tres han votado al demócrata Joe Biden.

“Un voto por Joe Biden no es un voto a él como persona sino hacia lo que representa. Aunque no te guste mucho el candidato, hay que votar por los temas y los valores, más que por las personas”, defiende Ari Kohn. “No puedo ni pensar en que gane otra vez Trump, me pongo muy nerviosa”, admite. “No me puedo imaginar el futuro del país si no hay un cambio”, añade Erica Lupiano, estudiante de Biología.

Llamados a votar

“Este año hay mucho más activismo que en el 2016. Entonces la gente no vio que Trump podía ganar y no se tomó la elección en serio”, afirma Ari Kohn, que dedica dos tardes a la semana a enviar SMS a residentes en Michigan para que se registren y animarlos a votar a Biden.

“En las últimas elecciones el 47% de los norteamericanos no votó y mira dónde estamos ahora”, apunta Erica Lupiano. Su amiga Linsday Katz también hace su parte para evitar que esto se repita y ha escrito decenas de cartas a mano a residentes en Michigan que en el 2016 se registraron pero luego no votaron.

La participación de los menores de 29 años podría igualar o incluso batir el récord del 2008, cuando se presentó por primera vez Barack Obama. Ya en las últimas elecciones de mitad de mandato –la cita menos sexy de todas, aunque lo que se decide, el Congreso, es crucial– se constató la extraordinaria movilización de este electorado: el 36% participó en la elección en el 2018, 16 puntos más que en el 2014.

El 63% de los menores de 29 años asegura que “definitivamente” va a votar en noviembre, según una encuesta de Harvard, un punto más de lo que decían antes de la primera elección del primer presidente negro de EE.UU. Hace cuatro años ese porcentaje a estas alturas de la campaña era de solo el 47%. Al final, la participación de los menores de 29 años fue del 50% y la mayoría apoyó a Hillary Clinton.

FUENTE: Clarin

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA