Menos impuestos para que las PYMES puedan crecer

1

– Las PyMEs son las protagonistas de la generación de empleo y transformación productiva. El 99,6% de las empresas argentinas son PyMEs, por eso decimos que son el corazón productivo de nuestro país.
– La creación de nuevas PyMEs contribuirá a la generación de empleo de calidad en la Argentina.
– Tenemos un sistema tributario regresivo que impide la creación de nuevas empresas y el crecimiento de las existentes. Esto fomenta la evasión impositiva y la competencia desleal.
– Somos uno de los pocos países del mundo que no tiene un tratamiento impositivo diferenciado para PyMEs.
– Nuestra propuesta es bajar el Impuesto a las Ganancias generando un esquema progresivo que acompañe el crecimiento de las PyMEs, comenzando con una alícuota del 22% para empresas que facturen hasta $23 millones.
– Estas propuestas implican un nuevo marco tributario haciendo foco en la simplificación administrativa, el incentivo a la inversión y la progresividad impositiva.
– El esfuerzo más difícil ya se hizo, ahora la estrategia es de crecimiento. Esta es una parte de nuestra propuesta sobre cómo hacerlo. Queremos que todas las empresas crezcan, triunfen en el mercado interno y lleguen a ser competidoras globales. Para eso, necesitamos un sistema impositivo que acompañe a las PyMEs en su crecimiento y se adapte a las necesidades de cada etapa.

Una propuesta, cuatro ejes para llevar alivio fiscal
Bajar de 35% a 22% el Impuesto a las Ganancias para la gran mayoría de las PyMEs.
Reducir a la mitad los impuestos y suavizar la transición de los monotributistas que pasan al régimen general.
Permitirles a las empresas pagarle a la AFIP con las deudas que la AFIP tiene con ellas.
Un sistema nuevo para proteger a los que invierten.

1. ALIVIO Y MENOS IMPUESTOS PARA QUE LAS PYMES CREZCAN

Vamos a bajar del 35% al 22% el Impuesto a las Ganancias para las micro empresas, las que más necesitan ayuda para crecer (en este grupo están las que facturan menos de $23 millones por año si son comercios o $22 millones si son industrias).
Vamos a proponer alícuotas escalonadas de Ganancias a medida que van creciendo de tamaño. La medida beneficiará al 87% de las empresas y será la primera vez en la historia del país que las PyMEs pagan menos Ganancias que las grandes.

2. MONOTRIBUTISTAS PLUS

Hoy cuando un monotributista pasa al régimen general, se asfixia, tiene una carga impositiva de más del doble de lo que venía pagando sumada a la cantidad de presentaciones de declaraciones juradas que tiene que hacer. Por lo tanto se esfuerza, hasta rechazando clientes, para mantenerse en el monotributo.
Para muchas empresas en crecimiento, el salto del monotributo al régimen general de AFIP se había convertido en una barrera infranqueable. Vamos a suavizar esta transición.
Vamos a reducir a la mitad los impuestos de los que se pasan del monotributo (seguirán pagando casi lo mismo que cuando eran monotributistas) y vamos a hacerles la vida más fácil, con menos trámites y pagos unificados.

3. SIMPLIFICACIÓN

Vamos a permitirles a las empresas compensar sus deudas con la AFIP con lo que la AFIP les debe a ellas. Esto se llama Cuenta Única Tributaria y es algo que las empresas, sobre todo las PyMEs, vienen pidiendo hace muchos años.
El Estado tardaba en pagarles (como saldos de IVA o reintegros a las exportaciones) pero exigía rapidez en el pago de impuestos.
En la cuenta única se podrán compensar impuestos (como el IVA), saldos aduaneros (como los reintegros a las exportaciones) y las cargas sociales de los trabajadores. Esto hasta ahora no se podía hacer.

Sumado a esta baja en la carga impositiva, se está trabajando en conjunto con AFIP, para reducir la cantidad de presentaciones que debe hacer la PyME. Invitando también a las provincias para que sigan uniéndose a esta simplificación y unificación para reducir la carga administrativa.

4. FOMENTO A LAS INVERSIONES

Vamos a dar más incentivos a las empresas para que inviertan. Otros países de la región lo hicieron y los resultados fueron impresionantes. En los últimos años se anunciaron inversiones por miles de millones de dólares, que finalmente no prosperaron, en parte por falta de un régimen así. Por eso tenemos que nivelar la cancha, para atraer inversiones (nacionales o extranjeras) que generen empleo y fortalezcan el mercado interno y las exportaciones.
Vamos a otorgar beneficios para que las PyMEs que decidan invertir, puedan hacerlo. Vamos a reducir el plazo para amortizar los bienes de uso (bienes en 2 años y para obras de infraestructura e inmuebles en un 50% de la vida útil). Además, las inversiones productivas que encuadren en la definición de Industria 4.0, tendrán un 10% sobre el monto invertido como pago a cuenta en el Impuesto a las Ganancias.
También proponemos beneficios para todas las inversiones mayores a 10 millones de dólares: estabilidad fiscal y jurídica, deducir impuestos sobre sus inversiones y depreciación acelerada.

DEJA UNA RESPUESTA