“Al recibir la medalla uno se pone a pensar todo el camino que recorre para llegar a ese momento”

1

En el marco de los Juegos Panamericanos Lima 2019, la nadadora Cecilia Biagioli, accedió a dialogar extensamente con el portal EsdeArgentino.com y la revista Onda Deportiva.

En primer lugar, reveló como fue que comenzó con la natación y cuando desde muy pequeño le tomo el gustito al agua, logrando así perder el miedo inicial. A medida que fue creciendo y nos estacionamos a los 15 años tuvo la posibilidad de representar a la Selección Argentina lugar donde aún sigue.”Es un orgullo” tituló mientras se desarrollaba la entrevista la medallista panamericana.

En segundo lugar, dio a conocer cuál fue el momento más difícil durante la competencia en aguas abiertas y los obstáculos que supo sortear cuando estaban en plena competencia. Agregó como fue vivir desde adentro los Juegos Panamericanos y al estar aislada de la villa general les termino favoreciendo porque se mentalizaban solamente en el objetivo que estaba delante de ellos.

Finalmente, hablo sobre en qué o quién pensó cuando obtuvo la presea. Desde su equipo de trabajo y su familia que la observaba desde la Argentina. Cómo así destaco lo que debe tener un deportista de elite para poder tener la medalla. Cerró con lo que sucederá con su carrera deportiva desde el Argentino en Diciembre y el plato fuerte del 2020: Tokio.

Todo empezó…

  • ¿Cómo empezaste a nadar?

Eh…bueno… (Piensa) comencé a nadar a los seis años. En realidad  a los seis fue mi primera experiencia en el agua.

Y… (Piensa) pero no fue una buena experiencia por ahí me tiraron de prepo en la primera clase y bueno…me asuste porque le tenía un poco de miedo al agua. Y bueno, salí espantada y le dije a mi viejo que no quería saber nada. Así que bueno después al año, cuando cumplía siete años empecé de nuevo con una nueva oportunidad.

Y bueno, ahí fui con otro profe y ahí es cuando empezó todo porque realmente ahí empecé a tomar el gusto por el agua. Me acuerdo que al añito me llamaron para el pre-equipo y bueno, de ahí comenzó todo.

  • ¿Qué representa para vos ser parte del Seleccionado Argentino?

Para mi ser parte del seleccionado la verdad que es un gran orgullo. Estar dentro de lo que es la representación de mi bandera. La verdad que amo estar dentro de la Selección y lo disfruto mucho.

Hace ya de los 15 años que estoy representando a Argentina en los distintos campeonatos: Sudamericanos, a nivel internacional. La verdad que lo uno comparte en el Seleccionado es único. Lo tienen que vivir desde adentro.

Me ha tocado vivir distintas épocas porque bueno soy por ahí la más veterana. Y he compartido con muchos nadadores que, hoy por hoy, ya no están más.

Pero esa renovación es muy positiva y bueno, es el avance de la natación argentina así que la verdad que es un orgullo enorme poder representar la celeste y blanca.

  • ¿Cuál fue el momento más difícil de la competencia en los Panamericanos?

El momento más complicado por ahí fue en la competencia de los 10 kilómetros .Por ahí el plantear una estrategia que no se me pudo dar desde el comienzo. Entonces (risas) bueno… (Piensa) hay que plantearse por ahí otras cosas en el momento mismo de la carrera. Intenté un escape por ahí en la cuarta vuelta pero bueno me fueron a conectar y no pude conseguirlo. Entonces bueno, por ahí juega el papel fundamental la cabeza, la paciencia. El pensar que es lo que puede pasar y bueno.

No, más que nada el tener paciencia y ver cómo iban a transcurrir estas últimas tres vueltas así que creo que ese fue el momento más crítico: el no saber por ahí, decir, “mi estrategia no funciono, hay que intentar otra” Así que…(piensa) bueno… eso se va cambiando en el momento.

Así que en esta parte de los 10 kilómetros fueron las últimas dos vueltas donde se pudieron nadar muy fuertes.

Y bueno salir a buscar el oro en el pelotón de punta que es el que me ha sacado en sus principios

  • ¿Cómo viviste los Panamericanos desde adentro?

Bien, bien! la verdad que muy feliz de estar ya en otros Juegos Panamericanos. Mí cuarto. La verdad que lo vivimos muy bien con respecto a lo que es aguas abiertas.

 Nosotros somos cuatro nadadores que fuimos a concentrarnos. Tres fuimos a concentrarnos a Cuenca, en Ecuador a 2500 metros de altura. Tuvimos tres semanas previas antes de la competencia.

Otro chico Ivo también se fue tres semanas pero a otro lugar, a La Quiaca entonces bueno, la verdad que fue muy lindo porque bueno ya nos conocemos desde hace tiempo.

Y bueno todos teníamos el sueño-aclara algunos por ser el primer juego y otros bueno por pelear esa medalla que todo argentino quiere tener- así que no, lo viví muy feliz.

Y bueno es mi último Panamericanos así que quería vivirlo de la mejor forma. Y bueno me salió lo mejor traer una medalla para mi es el broche de oro de estos juegos y de mi vida deportiva que ya es el ultimo panamericano

  • Había muchos cordobeses en la Villa: ¿De qué se hablaba?

Nosotros estuvimos en una Villa satélite por ahí eso fue un poco triste diríamos. No tan grato de estar en otra villa apartados de todos porque la laguna Bujabamos donde competíamos estaba en otro lugar apartado de la Villa Panamericana, de la principal entonces no pudimos vivir todo eso que por ahí se veía en la tele, de la música, de la zona internacional, de tener juegos, esas cosas no las pudimos vivir la verdad que fue una villa que era como un hotel y estábamos solos los de aguas abiertas.

Así que lo vivimos muy tranquilos. Veíamos por la tele o por las redes lo que estaban viviendo los otros chicos.

Pero la verdad que por ahí el tema de la concentración y de estar bien a horario todo porque sentía quejas por ahí de que los horarios para los buses no eran buenos. O por ahí para la comida se saturaba mucho. De mucha gente el comedor. Por ahí eso no lo sufrimos nosotros entonces por ahí a la hora de competir era más… (Piensa) o sea, era mucho mejor estar así como concentrados.

Y bueno, eso le sacamos el provecho y nos fue muy bien. Pero bueno, me hubiera gustado poder compartir la villa panamericana, la villa general ¿no cierto? La de todos.

  • ¿En qué o quién pensabas cuando recibiste la medalla?

No, bueno en el momento de recibir la medalla uno se pone a pensar todo el camino que recorre para llegar a ese momento. Pienso en mi familia, en mi hijo, en mi marido que son los que se quedan acá a bancarme a la distancia. A mi vieja que hace mucho que está en esto del ambiente del deporte bancándome también. Desde chiquita que viene remándola junto con mi viejo también, de apoyándome. Mi papá no está en este momento. Hace ya siete años que partió pero la verdad que siento el apoyo de él desde arriba también me da una fuerza extra y siempre se lo agradezco.

A Claudio mi hermano que es el que también me apoya y me alienta a seguir. Y no, bueno, todo el equipo que tengo atrás mío que bueno no se ve al momento de la entrega de medalla que es un equipo trabajando desde el fisio, el apoyo de sponsors, son muchas la contención que tengo atrás mío así que a eso también es como agradecimiento.

 Y bueno es parte de la medalla obvio que es para ellos.

  • Proyectos 2019 tras Lima

Por lo pronto no tengo nada previsto en lo que respecta a aguas abiertas. Sí tenemos pensado ir al Argentino ahora de Diciembre. Tenemos pensado ir para ver el tema de pileta. Por ahí mejorar un poco las marcas que venimos tirando.

Y bueno, ver para mejorar un poquito en lo que respecta lo personal en las marcas. Y después bueno, veremos ya como encaramos el 2020.Se vienen muchos eventos importantes.

  • ¿Qué debe tener un deportista de elite para obtener una medalla?

Eh… (Piensa) todo deportista debe tener, antes que nada, por ahí dedicación, la perseverancia creo que es un factor fundamental porque por más que por ahí te entrenes muy bien a veces los resultados no se ven reflejados.

Y bueno, eso a la hora de volver a encarar otro objetivo hay que tenerlo en claro y seguir a pesar de eso. Lo bueno que el deporte te da revancha entonces te da otra chance de seguir intentándolo. Tiene que tener por ahí amor por lo que uno hace porque es verdad si uno no ama lo que hace por ahí es más complicado hacerlo.

No encontras la motivación por ahí de levantarte cada día, cada mañana, de ir a entrenar doble turno. Gimnasio todos los días. Tener amor por lo que hace, la dedicación, la perseverancia.

O sea, ser trabajador y lucharla hasta el último. Creo que eso son factores por ahí que un deportista por ahí debería tener

  • ¿Tokio 2020 lo observa lejos o cercano?

Si (risas) Tokio 2020 es uno de los sueños que por ahí espero cumplir el año que viene. Es el objetivo mayor que tengo para el año que viene así que vamos a dar todo lo mejor para poder lograrlo y estar allí. Así que ese es el objetivo por el que vamos a luchar después de estos días de descanso. Con miras a eso.

Así que no lo veo imposible. Sí hay que trabajar muy duro para poder lograrlo. Pero bueno, vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para cumplir ese sueño nuevamente de estar en un Juego Olímpico que sería mi quinto.

Y, bueno, de ahí ya poder coronar esta vida deportiva que ya tiene casi 28,29 años que vengo transitando.

Y, que bueno, es mi pasión mi vida deportiva y que la pude adaptar a mi vida personal también así que ese es el gran objetivo

DEJA UNA RESPUESTA